Cómo interpretar el calendario lunar 2020 para cultivar cannabis

Cómo interpretar el calendario lunar 2020 para cultivar cannabis

  • La luna, concretamente los ciclos lunares y en qué fase se encuentre el astro, influyen en todos los seres vivos, y las plantas de cannabis no son una excepción. Por eso recomendamos tener en cuenta el calendario lunar para cultivar plantas de cannabis: podemos aprovechar la fuerza gravitatoria de la luna para optimizar las condiciones de nuestro cultivo.
  • En este post os explicamos cómo interpretar la posición de la luna a la hora de cultivar cannabis, y en qué fases llevar a cabo cada una de las etapas del cultivo. Os animamos así a no fijaros en si es lunes o viernes, o en si es día 13 o 27 del mes, porque a las plantas esas fechas poco les importan. A la hora de cultivar cannabis, os animamos a medir los meses en ciclos lunares, más que en días de la semana.
Moon Calendar Cannabis

A nadie se le ocurriría germinar una semilla de cannabis feminizada en diciembre en una localidad de Bélgica, porque es sabido que una planta de marihuana no podrá crecer con la poca luz y las bajas temperaturas propias de este país europeo en invierno. Cualquier persona que cultive cannabis en exterior sabe que la temporada de cultivo para el Hemisferio Norte va de abril/mayo a septiembre/octubre, correspondiente en esa latitud del globo terráqueo a la primavera, verano y otoño; y que la temporada en el Hemisferio Sur se inicia en septiembre/octubre y llega hasta febrero/marzo del año siguiente.

Quienes cultivan en exterior tienen siempre en cuenta la latitud y la estación del año para elegir la fecha del cultivo, pero no siempre los ciclos lunares. Porque en lo relativo a los meses, tendemos a fijarnos más en los días de la semana o en si es principio o final de mes, y no tanto en si la luna está cuarto menguante o llena. Aún cuando a las plantas poco les importa que podamos dedicar más tiempo a la poda los sábados y domingos, porque es fin de semana, o que las fertilicemos más las primeras semanas del mes porque acabamos de recibir la paga y pensamos gastar parte de ella en su comida.

Porque la luna afecta al ciclo de vida de las plantas, os recomendamos consultar el calendario lunar a la hora de planear el cultivo de cannabis. Igual que nos fijamos en la estación, la latitud en que nos encontramos, e incluso en las previsiones meteorológicas cuando vamos a iniciar nuestro cultivo en exterior, conviene saber en qué fase se encuentra la luna para decidir en qué momento germinar, podar o cosechar. No solo si cultivamos en exterior, sino también si lo hacemos en interior, ya que los movimientos de la luna ejercen una fuerza gravitatoria en los seres vivos, y por lo tanto, según en qué posición esté la luna en relación con la tierra, incrementará el movimiento de savia en las partes bajas o altas de las plantas. Cuando cultivamos en exterior, además, el calendario lunar tendrá que ponerse en contexto con las estaciones, según la latitud donde vivamos.

Cuáles son las fases del ciclo lunar

Empecemos, antes de explicar en qué fases lunares conviene llevar a cabo cada fase del cultivo de cannabis, por exponer cuáles son las cuatro fases que componen el ciclo lunar, y cómo influye la posición de la luna en los organismos vivos de la tierra. Recordemos que cada ciclo lunar se corresponde con el espacio temporal de un mes (entorno a 30 días). En el caso de las plantas de cannabis es importante mantener en mente que cuanto más luz proyecte la luna sobre la tierra, la savia de la planta más tiende a concentrarse en las partes superiores y aéreas (ramas superiores y follaje); y cuando menos brilla la luna, la savia tiende a concentrase en las partes más bajas y subterráneas de la planta (ramas inferiores, tallo y raíces).

Luna cuarto menguante

Esta fase se dibuja en los calendarios lunares con un círculo con la mitad derecha coloreada de oscuro. Es ese periodo durante el que la luna va oscureciéndose y su luz va perdiendo intensidad, porque desde la tierra vamos viendo cada vez menos superficie del astro. Es la fase previa a la luna nueva, y es cuando la luna afecta a las partes de la planta que están bajo tierra (raíces), y no a las partes aéreas (hojas).Moon Calendar Blueberry Cookies June Cannapedia

Luna nueva

Esta fase se dibuja en los calendarios lunares con un círculo completamente coloreado de negro. Es cuando la luna emana la menor cantidad de luz a la tierra. De hecho, esta fase se corresponde con esos cielos nocturnos aparentemente carentes de luna, durante el que la luna no se ve desde la tierra. Esta oscuridad nocturna contribuye a que la mayor parte de la savia de las plantas se concentre bajo tierra, en las raíces.

Luna cuarto creciente

Esta fase lunar se representa con un círculo cuya parte izquierda está coloreada de negro. La luna va recuperando brillo sobre la tierra y provoca que la sabia que estaba en la parte subterránea durante la luna nueva, vaya ascendiendo por las raíces hacia el tallo y las ramas inferiores.

Luna llena

La luna llena se dibuja en los calendarios lunares con un círculo blanco. La luna llena es esa bola brillante que irradia los cielos nocturnos de luz, y la que altera las partes superiores y aéreas de las plantas.

Calendario lunar cannábico: qué parte del cultivo acometer en cada fase lunar

Una vez sabemos qué significa cada fase del ciclo lunar, y cómo se simboliza en los almanaques, veamos qué acciones del cultivo de cannabis llevar a cabo en cada una de las fases lunares, para que el efecto gravitatorio de la luna impulse el desarrollo idóneo de nuestras plantas de marihuana. Detallemos con qué luna conviene germinar, con cuál trasplantar, cuándo podar y en qué momento cosechar.

Luna creciente para germinar las semillas de cannabis

Esta fase lunar es el momento ideal para germinar las semillas de cannabis, sobre todo al final de esta fase, en vísperas de luna llena. Cuando en un calendario vemos el círculo con la parte izquierda oscura, y la derecha clara en algún día del mes, eso nos indica que comienza el periodo mensual durante el que la luna tiene ma´s influencia en las partes subterráneas de la planta. Así que si germinas directamente en sustrato, es un buen momento para que la semilla germine con fuerza, porque además el agua y nutrientes del sustrato pasarán a las raíces con más facilidad y fuerza.

Luna menguante para transplantar y podar las plantas de marihuana

Cuando en un almanaque vemos algún día del mes cuyo símbolo lunar presenta la parte derecha del círculo sombreada y la izquierda clara, es buen momento para llevar a cabo todas aquellas acciones que cambien los hábitos de nuestras plantas de cannabis y puedan despertar en ellas estrés, como podarlas o transplantarlas. Cuando la luna comienza a menguar, su luz pierde intensidad sobre la tierra así que la savia de la planta se concentra en sus partes bajas, e incluso subterráneas. Por eso es buen momento para podar esas ramas cuya energía estará ya descendiendo hacia las partes bajas.

Tampoco es mala idea germinar las semillas de cannabis en la fase de luna menguante, si no hemos podido hacerlo durante la luna creciente, que es el momento óptimo. Porque aquellas plantas que plantamos con el objetivo de recoger sus frutos o flores, como es el caso del cannabis (queremos sus cogollos, no sus hojas), responden con vigor a germinaciones en menguante.

Luna nueva para fertilizar las plantas y nutrir las raíces del cannabis

La fase de luna nueva, correspondiente con esas noches oscuras cuya luz lunar es casi inexistente, es el momento para centrarnos en la parte de la planta que no vemos: la que está bajo tierra. La luna nueva contribuye a que la sangre de la planta descienda hasta sus partes más bajas, así que es buen momento para cuidar de las raíces. Toda la savia del cannabis estará concentrada en sus partes subterráneas, así que aprovechemos para fertilizar de manera radicular cuando la sangre de la planta está en sus raíces.

También podemos aprovechar la etapa de noches oscuras para podar las ramas y despojar a las plantas de las hojas innecesarias, ya que al cortar estas partes altas apenas habrá energía circulando por ellas, y someteremos a las marihuanas a un estrés menor.

Luna llena para cosechar

Esas lunas mágicas que brillan como bolas de neón en el cielo atraen la savia de las plantas hacia arriba. Las lunas llenas potencian el crecimiento de nuestras plantas, y es fácil ver cómo el cannabis crece más durante los periodos de luna llena. Pero no solo potencian el crecimiento de las plantas de cannabis, sino que la fuerza gravitatoria de la luna también atrae la sangre de nuestras plantas hacia arriba, concentrando su savia en las hojas, cogollos y partes superiores, dejando las raíces desprovistas de energía.

Por eso es buen momento cortar las plantas cuando su sangre está en las partes que vamos a emplear una vez cosechadas, porque su “jugo” estará entonces en los cogollos que vamos después a secar y curar. Según esto, desaconsejamos así mismo realizar podas drásticas cuando la luna está llena, ya que estaremos interactuando con las partes de las planta más “vivas” en ese momento, y es fácil que ejerzamos una presión demasiado fuerte sobre la planta, sometiéndola a un estrés que podemos ahorrarle.

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *