El Congreso de EE.UU. vota para proteger la marihuana legal de la interferencia federal

El Congreso de EE.UU. vota para proteger la marihuana legal de la interferencia federal

  • Según las disposiciones de la enmienda, el dinero de los contribuyentes no se podrá utilizar para hacer cumplir las leyes federales de marihuana en actividades que son legales según las leyes estatales, tribales o territoriales.
  • La aprobación de esta medida sería un gran paso para que el gobierno federal reconozca el cannabis como un negocio legal y permitiría a las empresas con licencia en regiones restringidas la oportunidad de prosperar en esta industria.

La Cámara de Representantes de EE.UU. votó a finales de julio a favor de una enmienda para proteger de la intrusión federal todos los programas de marihuana estatales, territoriales y tribales. La medida, que evitaría que el Departamento de Justicia use sus fondos para impedir la implementación de las leyes de legalización del cannabis, fue aprobada en una votación de 254-163.

Se trata de una medida de gran alcance para evitar que el gobierno federal, por medio de la DEA (la Administración para el Control de Drogas), pueda interferir con los programas estatales médicos o de uso recreativo; o investigar a personas y empresas que cumplan con las leyes estatales o tribales de cannabis.

La aprobación de esta enmienda daría a las empresas de cannabis legalmente establecidas cierta tranquilidad temporal mientras el Congreso trabaja para terminar definitivamente con la prohibición federal de la marihuana, lo que previsiblemente eliminaría a la planta de la Lista I de Sustancias Controladas.

La enmienda, añadida al Proyecto de Ley de Financiación de Comercio, Justicia y Ciencia del año fiscal 2021 (y bautizada como enmienda Blumenauer-McClintock-Norton-Lee) deja claro que existe un fuerte apoyo bipartidista para la reforma de la política de cannabis, ya que fue presentada por representantes tanto del partido Demócrata como Republicano, con el representante demócrata Earl Blumenauer de Oregon como principal cabeza visible. Si se aprueba en el Senado, esta restricción de gastos permanecería en vigor durante el próximo año fiscal.

La votación de la Cámara de Representantes se alinea con la abrumadora mayoría de estadounidenses que se oponen a la interferencia federal en los programas de cannabis que funcionan en todo el país. Ahora es el turno de que el Senado haga lo correcto y se asegure de que esta disposición se incluya en la legislación presupuestaria final, para que los estados puedan seguir forjando su propio camino en la política de marihuana sin intrusión federal. Y es que el año pasado, esta enmienda ya fue aprobada por la Cámara de Representantes pero no terminó en el proyecto de ley de presupuestos final debido a diversos tecnicismos.

En concreto, el año pasado fue la primera vez que la Cámara aprobó las protecciones más amplias para cubrir las leyes estatales de marihuana recreativa más allá de la marihuana medicinal; y los miembros la aprobaron también siguiendo líneas en gran parte bipartidistas. En ese momento, el programa de cannabis tribal se aprobó como una enmienda separada, mientras que este año las protecciones se han combinado en una sola propuesta. Sin embargo, el Senado no incluyó un lenguaje similar en su versión del año pasado y la enmienda fue excluida de la legislación de asignaciones final que fue firmada por el presidente.

“Este es el voto más significativo sobre la reforma de la política de marihuana que la Cámara de Representantes ha tomado este año”, dijo Justin Strekal, director político de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de Marihuana ( NORML ) en un comunicado de prensa. “La importancia de este voto bipartidista es enorme; casi uno de cada cuatro estadounidenses reside en una jurisdicción donde el consumo de cannabis por parte de adultos es legal según las leyes estatales. Nunca en la historia moderna ha existido un mayor apoyo público para poner fin al experimento fallido de casi un siglo con la prohibición de la marihuana. Es el momento de hacer oír nuestras voces en los pasillos del Congreso”.

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *